19-J

Mientras los sindicatos oficiales se preparaban para suministrarnos la papilla en formato de discurso, “los que se habían salido del rebaño” coreaban: “¡Menos mítines y más asambleas!”.

Sin embargo, el grito más contundente de la noche (con permiso de: “¡Queremos la cabeza de Rajoy, y de la CEOE, oe, oe!”), fue uno emblemático para el Movimiento Anarquista internacional, coreado justo cuando los sindicatos amarillos subían su estridente música para tratar de silenciarnos:

“¡QUE SE OIGA LA VOZ DEL PUEBLO!”(Albert Parsons, uno de los Mártires de Chicago, instantes antes de ser ahorcado [1886])

DENUNCIA SOCIAL: La situación económica está tan mal en Las Palmas que este sector tan desprotegido, el sector policial, se ve obligado a pluriemplearse en el sector de limpieza después de concluir su labor como agentes de policía. Después de una dura jornada en la que han cumplido con su cuota de darle 20 bofetadas a un menor, 50 patadas a un indigente, 30 extorciones a una prostituta y 60 porrazos a un “anti-sistema”, se ven obligados a trabajar como basureros (el sector de los gestores de residuos comprende esta coyuntura tan dolorosa y se abstiene de denunciarlos por intrusismo laboral). Aquí ofrecemos esta instantánea que denuncia esta alarmante y dramática situación. ¿ES QUE NADIE VA A PENSAR EN LOS NIÑOS?

 
DENUNCIA SOCIAL 2: La crisis está golpeando tan duramente a la policía en Las Palmas que los agentes se ven obligados a representar imitaciones low cost de personajes animados para sacarse unas perrillas en fiestas infantiles y parques temáticos. Aquí vemos a un agente imitando al teleñeco que sale de la basura en Barrio Sésamo. En su nombre hacemos un llamamiento desesperado: Ciudadanos, delinquid, delinquid mucho, dadle trabajo a los agentes de la ley y no permitáis que este sector tan castigado acabe reconvirtiéndose en el mundo del espectáculo. Recuérdalo: por cada uno de tus delitos consigues una sonrisa en la cara triste del hijo de un policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *