Programa 41 de Voces Libertarias


En este programa número 41 de Voces Libertarias hacemos un análisis sobre la involución social a la que nos están sometiendo los distintos poderes. Contrariamente a la creencia de positivistas y materialistas históricos, no todo “avanza” ni va necesariamente a “mejor”. El mundo que se nos ha diseñado, la utopía cibernética de “progreso” y “ciencia”, es en realidad un mal calco del pasado, de crucifijos en la pared, pan duro, control sumarísimo sobre los individuos, represión implacable, embrutecimiento y adocenamiento social. Es una Distopía. Esta es la idea general de nuestra Editorial.
Miramos entre los pliegues de los periódicos, en las rendijas de la realidad, para extraer las crudas Noticias que en otras partes se ignoran o sólo se susurran. Recibimos en Anti-noticiasla visita de un visitante del futuro (que se cuela por nuestras ondas bajo el nombre de “Pelayo”) y que viene a realizarnos un fresco de lo que nos depara el futuro si dejamos que nos atrape y no le paramos los pies antes. En Reflexiones usamos un texto que nos hace llegar una compañera sobre el consumismo y las estrategias del marketing para debatir sobre esta herramienta capitalista de control social/mental y llegamos a interesantes conclusiones, pasando incluso por la autocrítica. En la sección de Cultura Libertaria hacemos un pequeño homenaje a Woody Guthrie y compartimos un sustancioso fragmento de la película 1984. Todo el programa está aderezado de buena música (Angelo Escobar con su emotivo “A las barricadas”; 37 ostias y su versión de “Gallo negro, gallo rojo” [inolvidable canción de Chicho Sánchez Ferlosio]; y Woody Guthrie con su emblemático “Todos los fascistas están destinados a perder”). Y concluimos con la guinda de nuestra Cita Final, en esta ocasión de Alexander Berkman.
Recurrentemente hemos llamado a nuestro programa:
     
Distopía
Puedes escucharlo y descargarlo aquí: Ivoox
Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on RedditPrint this page

No Responses

  1. Oveja Negra at |

    En este último programa de radio, me ha parecido muy interesante el abordaje de la noticia que hizo uno de los compañeros del tema de la “krisis”. Ciertamente se hace imprescindible un cambio radical en los discursos, así como un análisis más riguroso en la sociedad en general, en la línea que ya señalaron hace más de una década economistas de la talla de J. Stiglitz, o de V. Navarro p.ejm. Numerosos economistas independientes señalaron las paradojas del sistema capitalista: ¿Cómo es posible que en una Europa supuestamente en Crisis se gaste alrededor del CINCUENTA POR CIENTO, sí 50%, del presupuesto de la Unión Europea en DESTRUCCIÓN DE STOCK, de alimentos, medicinas, etc.? Es evidente que, el sistema Capitalista, la Globalización, se fundamenta en mantener las desigualdades en general y, específicamente entre “países ricos” y “países pobres”. Realmente vivimos en un mundo Salvaje, más al estilo presentado por el visionario A. Huxley en “UN MUNDO FELIZ”. ¿Qué importancia pueden tener aquí los problemas “específicos” que directamente puedan afectar a las mujeres como grupo social? ¿Acaso se puede esperar que sean considerados como prioritarios? ¿Qué importancia pueden tener en este mundo “sin ley” -en un mundo en que las leyes sólo se aplican de modo riguroso a los desfavorecidos y, con más rigor aún si esos desfavorecidos son mujeres- en este mundo que realmente no respeta nada, que no respeta ni la vida de las mujeres, primeras víctimas en las guerras, victimas de violaciones sistemáticas, asesinatos impunes, vejaciones, etc. cómo esperar que se respeten aún las de los animales, qué importancia tienen aquí los derechos humanos, y los de las humanas??Por otro lado en este programa “Distopías” se ha observado asimismo una falta de profundidad en la elaboración del tema propuesto en la sección de “Reflexiones”. Este tema del “merchandasing” como se le denominó en el programa del lunes, es un tema casi tan viejo como la propia sociedad de consumo, surgieron y se desarrollan a la par. De hecho existe mucho material en el mercado respecto al tema, p.ejm. el análisis que hace Douglas Rushkoff, en un libro publicado hace casi diez años: “Coerción: por qué hacemos caso de lo que nos dicen”, en el que su autor nos habla de algo que todo el mundo sospecha; cómo el marketing y la publicidad nos manipula como a borregos con tal de alcanzar sus fines consumistas. Es evidente que se hace imperioso un análisis más profundo y más objetivo de la Realidad.

Please comment with your real name using good manners.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.